7 de agosto de 2017

RESEÑA, LA ÚLTIMA NOCHE EN TREMORE BEACH

MIKEL SANTIAGO
La última noche en Tremore Beach” es una novela de intriga y misterio publicada en 2014 del escritor español Mikel Santiago. Fue el debut literario del escritor, acogido con buenas críticas tanto por los medios como por los lectores.
La trama nos sitúa en Irlanda durante el verano de 2012, en un pequeño pueblo tranquilo al lado del mar llamado Clenhburran; cerca de allí hay unas casas al borde de la playa, en Tremore Beach; en una de ellas vive nuestro protagonista, el músico Peter Harper. Él será quien nos narre la historia y el que nos vaya introduciendo en su día a día y en el de sus vecinos y amigos.

Peter se encuentra allí de vacaciones, y para olvidarse del último año más bien nefasto de su vida. Parece que las cosas le van bien aunque la inspiración aún le es esquiva.
Pero la herencia de su familia materna, muchos de ellos han tenido premoniciones, y una tormenta que le “regalará” recibir un rayo y sobrevivir, serán el punto de partida de esta novela negra, llena de dudas y temores, de sueños y premoniciones, donde Peter Harper no acierta a discernir lo uno de lo otro y junto a él nosotros también nos instalaremos en esa duda sobre lo que el futuro le deparará, o si realmente será cierto todo lo que está sucediendo, o todo sea una locura.
La ambientación resulta muy acertada, te sientes realmente allí, además da la sensación de que conoces a las gentes, es un lugar agradable que apetece visitar. Un paisaje bucólico y tranquilo, idóneo para hacer que llegue la inspiración pero también invita a recrear una atmósfera de inseguridad y desasosiego que te mantiene intranquilo sobre todo en la tercera parte de la historia con la llegada de esa “última noche”.
La pluma del escritor es precisa, ágil y eso provoca que la historia se lea de forma rápida y que resulte interesante, aunque creo que hay una falta de profundidad en ciertos momentos.
Es por ello, que me ha dado la sensación de perder parte de esa energía en algunos tramos de la historia, de dar demasiadas vueltas en algún momento sin que realmente pasara nada. Pero la angustia y ese desconocimiento de lo que sucederá te mantendrán en suspense durante cierto tiempo, lo que yo creo que es un gran acierto.
No es una historia intensa, llena de giros pero ese no saber por donde irán las cosas junto con esas partes de análisis psicológico del personaje principal, te permitirá plantearte varias posibles situaciones finales haciendo que aumente el interés por lo que ocurrirá realmente.

La última noche en Tremore Beach” una novela negra donde lo real se mezcla con los sueños, haciendo que el protagonista y el lector no tengan muy claro hacia donde nos dirigimos.

La casa resplandecía como un tesoro hallado en la arena. Su fachada blanca, rodeada de césped, y una coqueta valla de madera rodeando la propiedad. Frente a ella, el océano, una playa de dos millas, encorsetada en dos brazos de negros acantilados.”

Había dejado de llover, pero el viento seguía soplando con fuerza. La hierba de mi jardín se peinaba hacia un lado y hacia otro. El mar, negro en lontananza, rugía rompiéndose sobre la playa.”

Alguien dijo una vez que a las cosas buenas hay que darles dos oportunidades, o tres o cuatro.”





8 comentarios:

  1. He leído varias novelas de este autor y me han gustado. Esta la tengo pendiente, leí en su día, cuando se publicó, buenas reseñas pero por una cosa u otra la he ido dejando pasar. No sé cuando pero la leeré.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Coincido con vosotras, aunque el ritmo es algo irregular, compensa con esa magnífica ambientación.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola bonita.

    Estoy muy de acuerdo con tu reseña. A veces costaba discernir si lo que ocurría pasaba fuera de la cabeza de Peter o dentro. Y en mi caso, hizo que me perdiera en ocasiones. Si le añado que no soy muy aficionado a la novela negra, el resultado es que fue una lectura que dejó poca huella, salvo ese paisaje bucólico que sí que se quedó dentro de los recuerdos y que a veces se recurre a ellos cuando surge el deseo de evasión. Por lo demás, la acción no terminó de engancharme y el poco interés que en mí despierta los hechos de la trama, hicieron el resto. Tengo otro libro de este autor y no encuentro muchos motivos para ponerme con él...

    Que tengas un día lleno de cosas bonitas.

    ResponderEliminar
  4. A mí me gustó muchísimo... la ambientación es magnífica, te hace sentirte en la propia novela...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Hola! Tengo algún libro del autor apuntado en mis pendientes pero este no lo conocía pero tiene buena pinta. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. He leído la última novela del autor y quiero empezar por el principio, así que tengo esta novela pendiente. Ya te contaré
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Me llama y no me llama. Por ahora me lo pienso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Estoy un poco indecisa con esta novela, es de esas que me apetecen más en un momento que en otro. Tras leer tu opinión, no la descarto pero creo que mi próxima lectura del autor será más probablemente su último libro.
    Por cierto, cierro el blog por vacaciones veraniegas, pero seguiré cotilleando por twitter; nos vemos a la vuelta ;-)
    Beso grande, Lecturina

    ResponderEliminar